jueves, 12 de febrero de 2015

Macondo

(Justo al escribir el título, acabo de darme cuenta de las millones de veces que aparecerá este término en cualquier búsqueda de google... con todo mérito, además)


 



 Llevo desde Julio en un Centro de Salud Mental. Me he incorporado lleno de miedos por leyendas urbanas sobre esa rotación pero también con ganas, porque es un poco la Psiquiatría "real" en la que puedes "llegarle a la gente". (Ya en alguna otra ocasión he comentado mi percepción de que si no te importan los pacientes no deberías ser Psiquiatra, porque de eso se trata)

Bueno, es bastante surrealista. Cada centro funciona de una manera diferente. He hablado con otros compañeros que rotan en otros dispositivos y todo se hace diferente, desde la distribución de los pacientes, la gestión de la lista de espera, la derivación a Psiquiatría o psicología....

Los médicos de cabecera que te derivan también son de lo más variopintos y nunca llegas a estar del todo seguro si algunas de las derivaciones son una broma.... dado su contenido.

Paso consulta todos los dias (que no sean los otros que nombré) y generalmente veo a los pacientes frecuentemente.

He tratado de centrar la consulta en soluciones y hacer "psicoterapia breve" (Claro, todo autodidactismo porque yo no tengo formación al respecto...) a través de un libro que me recomendó un adjunto de Beatriz algo y otro señor (Que me perdonen pero no tengo memoria ahora mismo) y otro que se llama terapia centrada en soluciones. SE complementan.... me siento cómodo con ese estilo de trabajo con el paciente. A ver si puedo hacer un experto este año....

Por otro lado, trato de usar lo que dicen las GBPC españolas y ante la duda las de la NICE, si bien muy pendiente de los conflictos de intereses.... trato de repasar interacciones y efectos secundarios y poner el mínimo de medicación....y en aquellos que llevan años: quitar.

Aplicando la desprescripción también mejoran los pacientes. Menos a veces es más.

Respecto a mí y la relación con esta rotación.... Tengo un gen de la impuntualidad matutina...todo lo que sea estar a las 8:00 o menos, es casi imposible..así que llego todos los días tarde. (Allá se fueron los 0.000001 punto de puntualidad.) (Sí, es un sarcsmo porque no me importan las calificaciónes) .

Nunca sabes dnde vas a valorar a los pacientes, en que planta, en que puerta.... surrealista.

Y es que cuando finalmente me siento a un escritorio y enciendo el ordenador, no puedo evitar sentir que entro en un lugar pseudoreal/pseudofantástico y que un día de estos en la lista de pacientes, voy a tener de primera vez a Aureliano Buendía.

2 comentarios:

  1. David, gracias por comentar. Significa mucho para mí saber que hay alguien que me lee.

    ResponderEliminar